Sensaciones

Publicado: 19 marzo, 2011 en Vida

Hoy estoy contento, pero aún lo estuve más ayer cuando tras 4 horas de incesante dedicación con el mundo de la informática conseguí alcanzar mi objetivo.

Un objetivo que surgió de improviso, de la nada. Como mejor surgen las cosas, sin esperarlas. Cuanto menos preparado esté todo, mejor que mejor (ésto no es valido para todas las situaciones).

La sensación de enfrentarse a un problema que te acecha súbitamente cual león a una cría de gacela. El toparse de frente con un muro, cuyo grosor es tan exagerado que ni con el camión de la persecución por el canal en terminator 2, qué gran película, podríamos atravesarlo. Pero queremos atravesarlo, porque muchos terminator buenos nos persiguen y como no crucemos ese muro, estamos jodidos. No hay metal liquido que valga.

Huir de una estampida de búfalos que se aproximan a toda velocidad. Cuánto darías por que un helicóptero te sacara de allí, qué digo un helicóptero, con que apareciera una bicicleta en el mismo instante en que tus pies no pueden correr más, o incluso la motillo del joven John Connor. ¿Lo quieres? lo tienes. Qué fácil sería, pero qué pena daríamos.

Por tanto queridos lectores, las cosas hay que currárselas. Bien es verdad, que de vez en cuando, sobre todo si sois tan perezosos como yo, no viene mal una ayudita. Pero, ¿qué hay de esa satisfacción, de esa sensación de saber que has logrado lo imposible? No sé si lo habéis experimentado alguna vez, imagino que el tiempo que lleváis vivido ha sido suficiente para haberlo experimentado alguna vez.

Sino, seguro que no os estará gustando la entrada, no le sacaréis la esencia. Pero si lo habéis experimentado, estaréis recordando: “Ya ves, todo el tiempo que me tiré para hacer el trabajo, estudiarme el examen, ligarme a aquel chico, escribir un libro, no sé, lo que se os ocurra”. Y la verdad que uno se siente orgulloso de poder recordar algo así.

La mayoría de mis hazañas de esta índole son con el mundo de la informática. Aunque muchos creen que es una pérdida de tiempo, yo soy feliz con ello. Y si eres feliz, eres feliz.

Hay que comprender que si tu hobby es hacer pulseras, dibujar, jugar, espiar desde la ventana de tu habitación, cocinar, no sé, lo que se te ocurra, es lo que te gusta y por ello debes sentirte orgulloso. Que habrá mucha gente que opine que es una tonteria, sí. Pero si en la vida todo fuera tan fácil, no experimentariamos ciertas sensaciones. Esas sensaciones que nos hacen sentirnos orgullosos, no hacen sentirnos vivos, nos hacen sentirnos únicos.

Somos como somos y como somos, somos.

Gracias por perder el tiempo conmigo,

Neme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s