Bombillas sin luz

Publicado: 28 enero, 2011 en Vida

sergioneme sergio neme sergio perez del valle las aventuras de neme farola noche

La verdad es que hoy es un día raro; es muy temprano y estoy despierto. Es tan temprano que ni hay luz en la calle, ni los pájaros cantan, ni las nubes… bueno, las nubes llevan levantadas un tiempo.

Fijaos si es temprano que en el colegio de enfrente, donde los niños cantan enérgicamente a voz en grito estribillos como “porque esto es África” o “me suena el run run”, los altavoces aún están apagados. Igual la directora del centro, que  imagino será gran fan de Shakira, ha visto que calor últimamente poco y ha decidido parar la broma. Quizá la SGAE se ha hecho eco de la situación y ha empezado a actuar.

Para bien o para mal, ahora cuentan con una sirena de estas que sonaban allá por la segunda guerra mundial avisando de los ataques aéreos. Sinceramente no sé si es peor el remedio que la enfermedad. Levantarse cada día pensando que será el último tiene emoción, sí, pero no sé hasta cuándo resistirá mi corazón tanto sobresalto. Al menos han salido de mi cabeza esas horribles frases, que sí, son pegadizas, pero bien es verdad que despertarse cada día durante seis meses oyendo la misma canción a la entrada del colegio, en el recreo, a la salida,  en el comedor, a la entrada por la tarde y salida final, es una tortura.

En fin, todo esto venía a que no sé por qué estoy despierto, a veces me enrollo como las persianas. Nunca me ha pasado esto, quizá sea porque se ha quedado la calefacción encendida toda la noche y me he asado vivo.  A veces, y sólo a veces, pienso que las lámparas no llevan la bombilla adecuada y es entonces cuando pasa lo que pasa. Por pasar, lo dejaremos pasar. Esa es una posibilidad, pero barajo otra que empieza a ganar éxito: el destino.

-¿El destino?- pensarás.

-Sí sí, el destino es sabio- te contesto. Pero aunque no crea en él a veces pone a cada uno en su lugar. Si ayer, después de ver una “magnífica” exposición sobre… ni idea, no me hubiera burlado de una persona por la hora a la que debía despertarse para trabajar y mi hora a la que me despertaría para… no hacer nada, quizá ahora estaría durmiendo plácidamente.

-Te fastidias- pensarás. De echo me estoy fastidiando ahora. Pero bueno, hoy aprovecharé más el día adelantando unos trabajos para estas asignaturas que no sirven para nada. De modo que estaré más cansado para la fiesta de mañana y bla bla bla ya tenemos el efecto dominó.

Hoy la entrada está redactada con este track, pero os confieso un secreto: la he tenido que reproducir varias veces ya que lo que tardas en leer 2 minutos lleva algo más de tiempo en escribirse.

Gracias por perder el tiempo conmigo,

Neme.

Anuncios
comentarios
  1. Dulcinea dice:

    No soy rencorosa… Hoy se está mejor en casa durmiendo o no haciendo nada en vez de trabajar, pero… C’est la vie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s