Specto Patronus

Publicado: 27 noviembre, 2010 en Vida

sergioneme sergio neme las aventuras de neme specto patronus

El de ayer fue un día muy completo, uno de esos días en los que escuchas la llamada de tu cama con insistencia, es un momento mágico como los que vive Harry en su mundo. Ese segundo que alberga el transito de estar sentado sobre el colchón a estar tumbado, dejar caer tu cuerpo y suspirar expulsando toda la carga acumulada durante el día, poder mirar el techo de tu habitación y olvidarte de todo, es un momento de esos que dicen que no tiene precio.

Momentos así hay muchos, pero hoy recuerdo especialmente ese. Desde la noche anterior y me atrevería a decir que  desde una semana antes, sabía que iba a ser un día de esos que recordaría por mucho tiempo. La mañana de ayer me levanté, al mirarme en el espejo mis ojos simulaban a los de una res que es desplazada sin consentimiento al matadero más cercano. Efectivamente, mis ojos no me engañaban, horas después estaría embadurnado de sangre, al menos una parte de mi cuerpo, con la diferencia que yo fui “voluntariamente”. Esto se puede resumir en una palabra que estoy seguro de que todos comprenderéis: Dentista.

Pasado el mal trago, nunca mejor dicho porque creo que no he bebido tanta sangre en mi vida, ya en mi casa y a contra reloj, inicio la última etapa de la maratón Harry Pottiana que dos días atrás había comenzado. Nuestro objetivo era ir al cine a ver la última obra cinematográfica de la saga. Efectivamente,  yo soy de los que voy con todas las películas frescas y vistas unos días antes o no voy, llamadme raro.

En mi trayecto, decido sacar el abono transportes para el mes de Diciembre. Me acerco a la máquina, selecciono el bono, introduzco la tarjeta, la de crédito, me dice que espere, espero, me imprime el recibo con el dinerito que me han quitado de la tarjeta pero, ¿Dónde está mi abono? Sonrío a la cámara de seguridad que me está grabando y espero a que entre una chica con un ramo de flores para darme la inocentada.

Llegamos al cine, una cola tremenda, una sola persona atendiendo, son menos veinte y Harry volará sobre su escoba a menos diez. Menos cuarto y no nos hemos movido de nuestro sitio. El sabor a sangre de mi boca comienza a transformarme en Voldemort, saco mi varita e invoco un Specto Patronus con aspecto de conejo URJC que expulsa a todos los allí presentes de la cola. Pedimos nuestra entrada, subimos corriendo esquivando a cientos de dementores que intentan cerrarnos el paso. Entramos en la sala justo a tiempo, tan tin tirori to tiii toooo, suena la melodía y comienza el show.

Es de las que menos me ha gustado, es más madura, más seria. No veo aventuras como en las demás y aunque la cosa no es para menos por el estado en que se encuentra la trama, para mí es algo lenta, está demasiado abajo pero Hermione la levantó, la película, la varita y todo lo que pueda levantar. Sólo nos queda esperar hasta Junio donde acabará la historia, audiovisualmente hablando claro. Y hablando  de cosas audiovisualmente pendientes tengo que ponerme las pilas, a menos de dos semanas de adentrarme en el infierno estoy sin hacer nada. Aunque pensándolo bien aún hay tiempo, siempre hay tiempo.

Gracias por perder el tiempo conmigo,

Neme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s