Transición

Publicado: 22 noviembre, 2010 en Vida

Cambio, ha llegado tu hora. Una transición personal que se ha ido forjando en las entrañas de quien os escribe durante algún que otro tiempo. Una receta difícil de elaborar destinada al más hábil de los druidas que ha requerido una sinuosa búsqueda por los confines más remotos de mis pensamientos e ideologías. Pero a pesar del frío y el duro azote con que la vanidad ha golpeado este pequeño mito, hoy he dado el gran paso.

He me aquí mostrandoos mi nueva cara, al menos en el mundo de las no tan nuevas tecnologías. Cambio de casa, abandono el hogar que durante algo más de un lustro ha encerrado cientos, miles y seguro q millares de experiencias, anecdotas e ilusiones. Muchas de ellas han quedado en el olvido, otras continúan como el primer día, a mi lado y otras, gracias a Dios, han desaparecido.

Es el ritmo de la vida, el viento del destino, la lava del volcán que aún en el aire, dejará con seguridad una huella allá donde pose su humeante panza. Ésto es tan verdad como que nos tenemos que morir, que por cierto, es una gran verdad.

Para verdades las que están ocultas en el texto, el llamado subtexto, lo implícito, lo que me quieres decir pero no te atreves. Bueno, estoy pensando que en este tema mejor no entrar porque se me acabará viendo el plumero. No quiero decir algo de lo que pueda arrepentirme y como no me gusta borrar, sin más me despido.

Gracias por perder el tiempo conmigo,

Neme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s