Colossus

Publicado: 24 octubre, 2010 en Vida

Hola a todos, hoy quedan sólo cuatro días para que Neme inicie una nueva aventura. Esta vez viajaré a tierras Belgas. El Reino de Bélgica o Koninkrijk België como ellos dirán, fue uno de los miembros fundadores de nuestra queridísima Unión Europea. Una tierra que alberga cerca de diez millones y medio de personas y bueno, no voy a dar una charla sobre este territorio, si queréis saber algo más de Bélgica podéis seguir este enlace:

http://es.wikipedia.org/wiki/Belgica

¿Qué fácil y rápido es todo verdad?, Con un sólo click tienes toda la información que desees. Con un aparatito como éste en el que estoy escribiendo la entrada y que no es más grande que un libro, puedes almacenar cientos, miles y millones de datos. Sin duda yo admiro a sus creadores, a los que iniciaron todo este mundo de facilidades y sedentarismo en el que estamos inmersos. Agradezco a los inventores del Colossus (1943) y del ENIAC (1945) haber empezado una carrera gracias a la cual estáis leyendo esta entrada.

Pero evidentemente no todo es tan bonito y perfecto en esta vida, en la gran aventura de crear este blog y continuar escribiendo entradas regularmente (dos por semana), hay impedimentos que le hacen a uno sufrir, romperse la cabeza por encontrar una solución al problema. En una trama no podemos contar una historia de amor si no hay un obstáculo que impida a los enamorados conseguir su objetivo. Sería aburrido y la gente se levantaría del cine ipso facto. Bien, pues en la vida ocurre lo mismo y Las Aventuras de Neme es eso mismo, la vida, como en GH (evidentemente no). Salvo que aquí no esperas sentado en tu butaca mientras comes palomitas, que por cierto qué caras están, a que el protagonista supere todos los obstáculos para conseguir a la chica, aquí tienes que moverte o no habrá recompensa.

De la noche a la mañana, los dos ordenadores que tengo conmigo, ¡LOS DOS ORDENADORES! tienen un error y me piden que les reinicie. Bien, yo que soy muy obediente ejecuto la acción y… bueno, ya os podéis imaginar a qué estado llegué. Mis apuntes, mis trabajos, mis vídeos, mi todo. En fin, hasta las seis de la mañana dándonde vueltas a la cabeza, hasta que “gling” conseguí dar con la solución.

Entonces fue cuando pedí a Dios suplantarle por unos minutos. Llamadme modesto, pero ese estado de felicidad y satisfacción interna pocas veces lo había alcanzado. Me sentía indestructible, era el mejor, como en 1943 cuando crearon a Colossus :p

De modo que aprovechando la ocasión, y gracias a mi buena salud mental (guiño guiño), tras un arrebato de lucidez, cogí este ordenador (el pequeñito) e instalé un Sistema Operativo del que había oído hablar alguna que otra vez, qué había visto funcionando en alguna ocasión y qué dije, por qué no. Y aquí estoy, como un niño pequeño descubriendo sus ventajas e inconvenientes y bueno, ahora parece que tengo pc nuevo. Por cierto, el SO es Linux.

En fin, los días siguen pasando demasiado rápido y tengo la sensación de no hacer nada. Pero como dije en algún post anterior: Si pasan rápido es porque los estamos disfrutando, y si lo estamos disfrutando es por que llevamos el control. Pero recordad, la potencia sin control y el control sin potencia… cuidado con vuestra elección.

Nada más,

Gracias por perder el tiempo conmigo.

Neme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s