Rescate. Parte 2

Publicado: 27 agosto, 2010 en Relatos

El sonido de la maquinaria interna que parecía albergar el cubo se detuvo. Ansiosos, esperaban William, Panzer y Taniah algun momento concreto mientras Cramp, apoyado en una pared, observaba con atención. De pronto, el cubo cambió su color a un azul intenso y parpadeante. De cada lado salió un brazo mecánico en forma de tubería de la que brotaba agua. Los tres soldados comenzaron a beber desesperados, como si nunca antes lo hubieran hecho.

Aquellas tuberías tenían claros signos de deterioro y la luz parpadeante del cubo daba a entender que algo no funcionaba bien dentro de él. El agua comenzó a salir de forma intermitente y Taniah, precavida, empapó su ropa. Apenas tuvo tiempo de animar a Cramp a beber, cuando la figura geométrica se volvió negra de nuevo recogiendo los brazos mecánicos. William y Panzer aprovechaban el agua que aún resvalaba por el suelo hasta caer por un sumidero estrecho.

Sin duda debía ser el único momento del día en el que pudieran beber por la forma en la que lo aprovechaban. William se levantó del suelo y se alejó del cubo dirigiéndose a una de las esquinas de la sala. Panzer continuaba absorviendo del suelo la poca agua que había conseguido retener. Taniah se acercó a Cramp, que se mantuvo alerta ante la corta distancia a la que se encontraba la chica que minutos antes intentó acabar con su vida.

-Bebe, lo vas a necesitar- dijo a Cramp mientras alargaba su brazo ofreciéndole absorver el agua de su chaqueta. Pero no obtuvo respuesta. Se alejó de ella y se aisló en otra de las esquinas de la sala.

-¿Qué demonios está pasando aquí?- gritó desesperado Cramp a modo de desahogo.

-Ninguno sabemos absolutamente nada- contestó la joven- yo llegué primero, caí igual que tú, e igual que todos los demás sobre este cubo.

-¿Cuanto tiempo lleváis aquí?, ¿Por qué vamos vestidos como si fuéramos soldados?- preguntó Cramp.

-Yo llegué hace cerca de nueve meses, William y Panzer llegaron juntos hará siete. Desde hace más de cinco meses el cubo ha dejado de alimentarnos y hace uno se nos acabaron las reservas que teníamos.

-¿Ha dejado de alimentaros? ¿Qué quieres decir, qué demonios es esto?- preguntó Cramp con total desesperación.

-Hicimos lo que hicimos porque nuestra situación es límite y tu eres el nuevo-. Panzer interrumpió a Taniah diciendo entre risas: -Una buena novatada, ¿verdad?-.

William soltó una carcajada que Taniah alargó. Sin duda, mostraban claros signos de locura provocados quién sabe por qué. Tanto tiempo allí encerrados, en unas condiciones tan extremas, seguramente acabarían con la mente más fuerte que pudiera existir. Cramp volvió a repetir la pregunta anterior: -¿Por qué has dicho que ha dejado de alimentaros? ¿Quién demonios nos ha encerrado?.

-Como te he dicho antes, no sabemos más que tú. Estamos atentos al cubo y sus colores, es sencillo si quieres sobrevivir aquí dentro; Negro nuestro amiguito duerme, azul hora de beber, amarillo hora del almuerzo- William interrumpió a Taniah-. El sol hace mucho que dejó de salir, ya no hay amarillo. Ya apenas hay nada- finalizó diciendo mientras se encogía de piernas.

-Tienes razón William, hace mucho que no hay amarillo, por eso hemos hecho lo que hemos hecho. Pero lo que pasó, pasó- dijo Taniah mientras miraba con tristeza el cuerpo del difunto soldado-. También está el…- Panzer interrumpió estrepitosamente a la joven muchacha- ROJO!.

Cramp observó como los dos soldados corrían a una de las paredes de la sala y se mantenían allí inmóviles. Miró al cubo que estaba tornando a un rojo intenso. Taniah cogió la mano del soldado y lo llevó hasta la misma pared. Los cuatro permanecieron inmóviles pegados a la pared.

-¿Qué pasa con el color rojo?- preguntó Cramp que no obtuvo respuesta.

Un rayo de color rojo salio del cubo en dirección al cadáver lanzando una descarga sobre él. Acto seguido, parpadeó un par de minutos en los que los individuos de la sala permanecieron inmóviles y se apagó. Apenas dio tiempo a que se separan de la pared cuando se iluminó de un color verde deslumbrante. Cramp miraba con asombro cómo otro rayo se dirigía hacía el difunto soldado mientras los otros tres corrían hacia él.

-Ayúdanos!- gritó Taniah. Pero Cramp se quedó inmóvil, observando cómo el rayo hacía levitar al soldado muerto y lo conducía hasta su interior ante la oposición de la chica y sus dos compañeros. El cubo se lo tragó y el soldado desapareció de la sala. Posteriormente, una infinidad de luces de color verde salieron del cubo analizando cada centímetro de la sala.

-¿Qué está pasando ahora?- preguntó Cramp en tensión a la espera de cualquier amenaza por parte del cubo.

-Está limpiando y desinfectando, nada de lo que preocuparse- dijo William con desánimo.

Cramp no comprendía absolutamente nada de lo que estaba sucediendo. Se encontraba en una sala, con tres locos que se acababan de comer a una persona. Con un cubo que les estaba controlando, alimentando y protegiendo de posibles enfermedades. ¿Para qué? ¿Quién demonios les tenía allí encerrados?. Comenzó a golpear las paredes, a pedir ayuda, a gritar desesperado, pero nada. Parecían estar allí solos.

-Cramp tranquilízate, en cinco meses no hemos tenido contacto con nadie ajeno a la sala- dijo Taniah-. Cuando llegué eramos diez personas, el cubo nos proporcionaba comida en abundancia y agua. Nadie sabía nada, nadie recordaba quién era y por qué había llegado. Todos llevábamos el mismo uniforme.  A las dos semanas comenzó a fallar, la comida salía del cubo con cuentagotas y decidimos almacenarla. Pero cuando la luz verde llegaba, nos la robaba. Quien quiera que nos esté controlando, o esté controlando este maldito cubo, ya no manda alimento- Panzer le interrumpió alzando su voz dirigiéndose a todas partes-. No vas a poder con nosotros, ¿me oyes? Acabaré contigo- dijo golpeando el cubo con fuerza.

Cuando Panzer lo golpeó, comenzó a emitir un sonido extraño, un sonido agudo que obligó a taparse los oídos a todos los presentes. Símbolos brillantes, de color púrpura, se dibujaban en la figura geométrica. Estaba escribiendo sobre sí mismo algún tipo de código.

-¿Ahora qué pasa?- preguntó Cramp.

-Nunca lo hemos visto- contestó Taniah sin retirar la mirada del cubo.

Estaba repleto de símbolos por todas sus caras. Panzer alargó su brazo y tocó uno de los dibujos. Un fuerte estallido lanzó al corpulento soldado por el aire hasta estamparlo contra una de las paredes. Quedó tendido en el suelo, inmóvil. Entonces William corrió hacia él para comprobar su pulso. Levanto la mirada y dijo: – Está muerto.

Todos quedaron perplejos cuando un potente chorro de luz púrpura, procedente de la cara superior del cubo, iluminó el techo de la sala anulando los focos de luz blanca.

-Estad alerta!- gritó Taniah retrocediendo.

Una especie de campo de energía afloraba entre la luz púrpura. Poco a poco, de su interior salió una criatura horrible.

Ninguno se podía creer lo que estaba viendo, tenían un visitante nuevo en la sala. Pero no había caído como todos los demás desde el techo. Éste había aparecido tras una especie de campo de energía. Estaba allí de pie, mirándolos. Todos retrocedieron ante su presencia. Sin lugar a dudas, se trataba de un organismo procedente de otro planeta, un extraterrestre.

Continuará…

Gracias por perder el tiempo conmigo.

Neme.

Obra registrada en Safe Creative Registro de Propiedad Intelectual. Todos los Derechos Reservados.

Safe Creative #1008277160419

Anuncios
comentarios
  1. bermudezz dice:

    Uf, si cabe…. cada relato es más interesante que el anterior, ¿eh? Éste me tiene totalmente en la intriga más absoluta, es que no es nada previsible, no tengo ni la menor idea de cúal va a ser el desenlace pero por favor escríbelo yaaaaaa pq tengo ganas de descubrir el misterio 🙂
    En dos palabras, es…. muuuuuuuuuuuuuuuuuy original

  2. bermudezz dice:

    Se me olvidaba…dónde encuentras estos dibus que ilustran cada relato??? Me encantan!!!!!!! y además…..son pistas, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s