Recuerdos

Publicado: 31 julio, 2010 en Vida

Hacía mucho tiempo que no escuchaba esta canción: “Life&Death” de la BSO de Lost. No importa cuantas veces haya dado al play, no importa en que momento del día haya sonado, lo único que importa son las sensaciones. Cada vez que lo hago y comienzan los primeros acordes, se me pone el pelo de punta, se abren las compuertas de los recuerdos y como si de una presa que está a punto de rebosar se tratase, comienzan a fluir con intensidad.

Hay canciones que te marcan, que producen en ti sensaciones únicas. No sabes por qué, pero es así. Piensas: ¿qué tendrá esta canción para que me pase esto? Son canciones que van asociadas a momentos, todas las canciones sirven de marco para recordar con música alguna parte de nuestra vida.

Y es que las canciones son como las personas; Unas aburridas, otras divertidas, emocionantes, curiosas, interesantes, apasionantes, alegres, tristes, etc. Hay de todo en la viña del señor, como de todo ha de haber en la mesa para comer.

Canciones que incitan a recordar, recuerdos que incitan a volver a sentir esas sensaciones. Sensaciones que te hacen sonreír, sentir que has sido feliz en una época o en otra. En definitiva, sentir que has vivido y has sido feliz haciéndolo. Los recuerdos malos hay que conseguir eliminarlos de tu vida. Es un trabajo difícil, pero muy gratificante cuando lo consigues. De todos modos, espero que no hayáis tenido muchos recuerdos de este tipo, si así hubiera sido, os animo a que les deis la vuelta y lo miréis desde otro punto de vista para convertirlos en positivos.

Me vienen recuerdos de una de las épocas más felices de mi vida, recuerdos que jamás olvidaré. Una época donde empezaba a darme cuenta de muchas cosas, donde comenzaba a descubrir sentimientos, sensaciones, donde las amistades que aún perduran comenzaron a forjarse.

Qué bueno era esperar una clase, en concreto la de latín. Venía gente de otras aulas, todos conocidos de otros años. En mi zona siempre atrás y pegado a la pared, nos los pasábamos muy bien.  Toda la clase riendo, tonteando, evitando las miradas del profesor para salir a la pizarra. Cuando salíamos era un auténtico show: Nos hacíamos los despistados, mirábamos a todos lados esperando que alguien nos diera la solución, tosíamos disimuladamente desde atrás diciendo la respuesta jeje. Qué recuerdos.

Las clases se pasaban rápido, eso era gracias a nosotros, a la buena conexión que había. Nos lo pasábamos genial y ya dije en una entrada algo del tiempo y de la forma en que se iba cuando te estás divirtiendo. Pues bien, en esas clases volaba. Cuando se acababa era una pena. Había que  esperar que llegase el día para volver a estar juntos y experimentar esa sensación. Lo mismo ocurría en francés, aunque el profesor era más autoritario 🙂

Lamento no haber sabido aprovechar esos momentos de la misma forma al comienzo del instituto. Desde aquí te pido perdón y te dedico esta entrada. Tú sabes quién eres, no hace falta más.

Gracias por perder el tiempo conmigo.

Neme.

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Sin palabras:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s