Sueño 2.0

Publicado: 24 julio, 2010 en Relatos

Siii!! Ha vuelto a suceder!! Los fieles seguidores de Las Aventuras de Neme sabréis que un buen día se me ocurrió contar cualquier sueño de los de verdad, un sueño que vives con intensidad, con emoción. Un sueño donde tu vida real se convierte en sueño y éste en vida real.

Hoy me he despertado con una sensación increíble. Quiero grabar esos sueños, quiero ver como actúo, quiero recrear lo que mi subconsciente crea. Nada de cosas raras, nada de incoherencias. Una historia apasionante, con aventuras, riesgo, emoción, peligro. Lo mejor de todo es, que ha parecido real. Sentía el polvo ahogarme, las gotas de sudor caer por mi frente y mi corazón palpitar a toda velocidad.

Pensarás que soy un exagerado, flipado, friki, etc. Piensa lo que quieras, si has tenido un sueño con las mismas características lo entenderás, sino… No puedo hacer mucho más que empezar a narrarlo.

Recuerdo que voy a acompañar a un familiar para que se haga un reconocimiento rutinario en un hospital. Un hospital cuyo aspecto y características arquitectónicas recuerdan a los edificios de las ciudades típicas del juego Final Fantasy, imagino que muchos sabréis a que me refiero. Un aspecto futurísta, con innovaciones tecnológicas, neones, grandes jardines acompañando la armonía del paisaje y todo, ubicado en un ambiente muy tranquilo y soleado.

Estoy junto a mi familia en una sala de reconocimiento, donde hay tres mujeres; Dos enfermeras y una médico. Cuando terminan de realizar las oportunas pruebas a este familiar, alguien sugiere que me hagan un reconocimiento, ya que hace mucho que no me examinan. A regañadientes, me tumbo en la camilla y comienzan con un láser a examinarme. En ese momento, dos individuos con malas pintas, los típicos indeseables que nadie quiere a su lado, se aproximan  a la sala donde estamos todos. Entran, se ponen frente a mi camilla y noto cómo todos los allí presentes están intranquilos.

Algo raro sucede, y es que, los recuerdo de la noche antes. [Al parecer estuve de fiesta y me los encontré, pero eso en mi sueño simplemente aparece como un recuerdo]. Miran por la habitación, presiento que están drogados o borrachos. Parecen no encontrar lo que buscan y se marchan.

Una de las enfermeras dice que ha visto un punto rojo y llama a la doctora para corroborarlo. Me asusto y siento miedo. Tengo rabia, aunque ellos dicen que no hay de que preocuparse, sé que me tengo que preocupar y me siento muy mal. Me enseñan un aparato con una pantalla incorporada donde se aprecia el punto, habrá que operar. Me levanto, me pongo la camiseta y los dos individuos de antes vuelven a aproximarse a la entrada de la habitación.

Mis hermanos y yo nos aproximamos a la salida, yo voy en primer lugar y justo en la puerta, los dos despojos humanos se me quedan mirando; Uno lleva gafas de sol, es el que está más alejado de mí y pegado al ascensor, el otro es alto, más alto que yo y va vestido con una camisa blanca. Me mira con desprecio, y dice algo a algunos de mis familiares. Sin pensarlo dos veces y con miedo, porque en mi interior sabía que eran peligrosos, le cojo del cuello y le empujo contra la pared sin soltarle. En una fracción de segundo, analizo la situación. Sé que no hay marcha atrás, sé que tengo que acabar lo que he empezado. Por lo tanto, cojo al individuo y comienzo a golpearle en la cabeza. Le tiro al suelo, y una vez allí, golpeo su cabeza sin parar hasta que queda inconsciente o muerto, nunca lo sabré. Me levanto, miro a mi alrededor, el personaje de gafas está llamando a sus familiares, amigos o algo parecido. Como una jauría de monos salvajes comienzan a avisarse entre ellos, es el momento de correr. Bajamos las escaleras a toda prisa, las típicas escaleras de emergencia, y mientras, le pido a uno de mis hermanos las llaves del coche. Él me las da sin decir nada.

Abro las puertas de emergencia y llego al hall principal del hospital, mis hermanos no me siguen, pero sé que no tardarán en llegar. Decido salir corriendo para arrancar el coche y huir lo más rápido posible antes de que lleguen los despojos y su clan. Salgo al aparcamiento de coches, que casualmente y a pesar del edificio futurísta, es un solar de tierra. Me tiembla el cuerpo, no veo a mis hermanos y dudo si esperarles en el coche o volver a por ellos. Decido arrancarlo porque ya les oigo a lo lejos.

Cierro la puerta del coche, el polvo me está asfixiando. Espero a que la luz se apague para poder arrancarlo, se apaga y giro el contacto. No arranca. Lo intento una y otra vez, demasiada casualidad. Mis hermanos entran en el coche, pero me ven golpeando el volante, entienden perfectamente lo que sucede y no se lo pueden creer. En un segundo, veo por el espejo retrovisor un coche de policía que pasa por detrás nuestra, lo que me faltaba. Les digo que se agachen y pasamos tres o cuatro segundos de tensión máxima, me incorporo y veo como se alejan. Vuelvo a probar suerte y como si de una bestia que acaba de despertar se tratase, el coche ruge y noto la vibración en el volante. No contento con eso y como si quisiera descargar parte de la tensión que llevo acumulada, aprieto a fondo el acelerador, obligando a rugir y a elevar la aguja del cuenta-revoluciones a la marca roja. Me siento fuerte, me siento sin miedo y con poder. Salgo a toda velocidad de allí y me encuentro en un camino de tierra, un camino a mi casa, mi casa del sueño.

Acto seguido, una moto ha pasado a toda velocidad por la carretera y me ha despertado.

El sueño es algo chorra y sencillo pero lo importante de todo, es haber podido volver a vivir un sueño. Un sueño donde la realidad es imaginada y la imaginación crea la realidad.

Gracias por perder el tiempo conmigo.

Neme.

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Es el final fantasy X verdad???, gran juego joder, gran juego…

    Sueño típico, yo he tenido muchos así, y me despierto y quiero que sigan, incluso me cabreo conmigo mismo por haberme despertado con esa facilidad, pero en fín… “Los sueños sueños son”.

  2. ANONIMATO XXX dice:

    Final fantasy X, gran juego joder, gran juego…

    Yo he tenido muchos sueños apasionantes, sueños realmente mas apasionantes que este tuyo, lo peor de todo es que llegas a despertarte, ese momento es frustrante, yo he llegado a cabrearme conmigo mismo por despertarme en lo mejor…

    Pero otra cosa te digo, los sueños sueños son, y no hace falta estar dormido para experimentar esa sensación… con un poco de práctica incluso tu podras lograrlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s