Llegando a la cima

Publicado: 22 mayo, 2010 en Vida

Bueno, por fin pasó todo. Mi corazón esboza una sonrisa por el alivio que supone dejar la carga en el suelo. Conquistada la cima, llenando los pulmones con el mismo aire contaminado de todos los días, espiro tranquilo. Esta vez lo suelto con ganas, todos hemos pasado por esa situación. Es como si liberaras toda la tensión, el agobio, la responsabilidad, angustia y miedo a la vez. Como si los expulsaras en esa espiración y los mandaras lejos. Aunque sinceramente, yo de esos estados bien poquitos, pero algo habrá que decir.

Subo a la cima, doy mis últimos pasos mirando atrás. Todo el camino recorrido, todo lo que me ha costado llegar hasta aquí. Me detengo, cojo aire y lo expulso. Ahora es el momento de mirar adelante, unos metros me separan del punto más alto. Inspiro lentamente, lleno mis pulmones acostumbrados a la contaminación, la contaminación de la vida que corrompe poco a poco la persona. No hay problema, soy inmume. Sigo caminando frente a la tempestad que azota la cumbre.

Sé que estoy aquí, sé que lo he conseguido. Sólo tengo que esperar a que la tempestad abandone la cima. Sé esperar y Tefnut es amiga.

Gracias por perder el tiempo conmigo.

Neme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s